lunes, 30 de enero de 2017
Reseña: Angel Time, de Anne Rice

Reseña: Angel Time, de Anne Rice












Título: Angel Time (Songs of the Seraphim #1)

Editorial: Anchor Books
ISBN: 978-1-4000-7895-0
Formato: Paperback
Idioma: Inglés
Calificación: 7


SINOPSIS 


It’s the present day.  Toby O’Dare—aka Lucky the Fox—is a contract killer of underground fame on assignment to kill once again.  He’s a soulless soul, a dead man walking.  His nightmarish world of lone and lethal missions is disrupted when a mysterious stranger, a seraph, offers him a chance to save rather than destroy lives. O’Dare, who long ago dreamt of being a priest, seizes his chance. Now he is carried back through the ages to thirteenth-century England, to dark realms where accusations of ritual murder have been made against Jews, where children suddenly die or disappear.  In this primitive setting, O’Dare begins his perilous quest for salvation, a journey of danger and flight, loyalty and betrayal, selflessness and love.


OPINIÓN 

Debo confesar que compré Angel Time porque soy una fanática empedernida de las Crónicas Vampiricas. Desde qué leí Entrevista con el Vampiro, Anne Rice se volvió una de mis autoras favoritas, tanto por el tema de sus libros como por su estilo. Así pues, esperaba encontrar algo similar en Angel Time. Lamentablemente, esta vez me falló la intuición. 
Como todas las novelas de Anne Rice, Angel Time tiene un tema un tanto obscuro e intrigante: la búsqueda de la redención. Si leyeron Entrevista con el Vampiro, recordarán que en el fondo lo que motiva a Louis a seguir a Lestat es esta búsqueda personal del sentido de su nueva existencia. En el caso de Angel Time, nos encontramos con la misma premisa de partida.
Toby O'Dare es un asesino a sueldo profundamente molesto con la vida. Gracias a su complicada infancia le ha tocado vivir episodios que ningún adolescente desea experimentar. Después de tan graves padecimientos, termina por convertirse en un escéptico, ya que no alcanza a comprender las causas de su mala fortuna. Este resentimiento lo ha llevado a perder totalmente la fe en Dios, viviendo  así una vida vacía y complicada, producto de sus circunstancias. Su único deseo es alcanzar un poco paz en aquel embrollo, deseo que se verá cumplido cuando un Serafín le ofrece una oportunidad única para redimirse. 

Hasta aquí todo sueña perfecto. Entonces ¿Cuál es uno de los problemas mas desalentadores que encontré? El fuerte trasfondo religioso. Todo gira alrededor del perdón de Dios y la gigantesca necesidad que Toby tiene de ser perdonado. Para mi gusto, tanta mención a Dios y su eterna bondad terminan por desesperar; tanto así que en algún punto de la historia me encontré saltándo algunas páginas para acelerar el ritmo de lectura. Considerando que la novela es relativamente corta (unas doscientas y tantas páginas) esta actitud me resultó sorprendente.
Fuera de esto, la historia tiene todos los elementos que podríamos esperar en una novela de Anne Rice: estiló muy elocuente, en un inglés muy correcto, sin slangs ni palabras altisonantes; narrador en primera persona, alternando puntos de vista en ciertos capítulos; personajes perfectamente bien construidos, siendo por supuesto Toby O'Dare el más complejo de todos ellos.

En suma, es un libro que recomendaría para aquellos a quienes los temas religiosos no los abrumen de sobremanera. La historia en si lleva un ritmo lento, algo plano, por lo tanto esta desaconsejado para los amantes de los giros inesperados, acá no encontrarán muchos. En cambio, si te agradan las historias bien escritas, abundantes en descripciones, Angel Time es el libro para ti.


¿Tu ya leíste esta novela? Cuéntame que te pareció en la sección de comentarios





Espacio Independiente

¿Te gustó lo que leíste? Sígueme en bloglovin' y no te pierdas un sólo post 
domingo, 9 de octubre de 2016
Ejercicio creativo 4: Hablando de sándwiches

Ejercicio creativo 4: Hablando de sándwiches





Ejericicio 4: Hablando de sándwiches


El ejercicio creativo de esta semana será un poco diferente a los anteriores; les obligará a poner en marcha toda su creatividad. Recuerden que el propósito no es escribir una historia 100% verosímil, sino más bien presentarle a nuestro cerebro un buen reto. Así pues, no hay resultados buenos o malos.

El ejercicio 

Escribe una historia corta (mínimo 500 palabras, máximo 1500) en la cual emplees la siguiente línea de diálogo en algún punto "estoy completamente seguro(a) de que ella no tiene idea de cómo funcionan los sándwiches".


No olvides compartir tu creación en la sección de comentarios o enviarla a espacio_independiente@yahoo.com

lunes, 3 de octubre de 2016
Cinco estrategias para combatir el síndrome de la página en blanco

Cinco estrategias para combatir el síndrome de la página en blanco

Imagina esto. Es domingo por la tarde; despues de una semana ocupada y agotadora por fin te dispones a escribir. Preparas un café, enciendes la computadora y abres tu documento.
De pronto, miras el cursor intermitente y el tiempo parece hacer una pausa. Te das cuenta de que la nueva página te esta devolviendo la mirada, amenazadoramente. Un extraño nerviosismo se apodera de ti y las ideas empiezan a escaparse cual vil ladronzuelo.
Oh, no. Estas en un lío. El síndrome de la página en blanco se ha manifestado.

Primero una aclaración: todos hemos pasado por esto y nos seguirá sucediendo, es perfectamente natural. La extraña y escabrosa sensacion de inhabilidad creativa, es el verdugo personal de los escritores desde los albores del tiempo. Después de pensarlo bastante, he llegado a la conclusión de que el Bloqueo no es más que el producto de nuestro miedo al rechazo. ¿Cómo? Muy simple: todo escritor desea ser leído y apreciado; cuando nuestro subsconsciente considera que existe la mas mínima posibilidad de no alcanzar este subjetivo, nos sabotea.

Siguiendo esta lógica, cualquier intento para combatir el bloqueo tiene que estar enfocado a mantener nuestra mente libre de inseguridades. Esto puede lograrse de la siguiente manera

1. Relájate. 


Asigna una hora al día únicamente para relajarte. Durante ese tiempo, olvídate de responder emails o estar pegado al teléfono, esta hora debe estar enteramente consagrada a tí. El estrés y la aprensión son los padres de todas las angustias e inseguridades; ¿como pretedes dedicar parte de tu tiempo a escribir  si ni siquera te preocupas por mantener tu salud mental? Si llevas una vida totalmente caótica, nunca encontrarás el 'momento adecuado' para consagrarte a la escritura.

2. Lee con lentes de escritor.


Seguramente has escuchado que a escribir se aprende leyendo. Aunque esto es cierto,  son pocos los que matizan un importantísimo detalle: no se trata de leer por leer, por lo general tal práctica se realizá mas bien cuando buscamos entretenernos. Por el contrario, el escritor lee con la intención de aprender las técnicas que el texto en cuestión aplica. Cada vez que leas algo, preguntaté ¿Que tan efectivas son las descripciones? ¿Los personajes están bien construidos? ¿El lenguaje del autor es complejo?  ¿Sabe crear escenas realistas? En otras palabras, no te limites a calificar un libro de 'bueno' o 'malo' por su trama, sino también por la técnica literaria detrás del mismo. Aprende de ellas y aplícalas a tu propio trabajo.

3. Usa ejericios creativos (en inglés, writing prompts)


Cuando te encuentras atascado en una escena y te sientes incapaz de continuar, lo mejor es enfocarse en ejerictar la creatividad. Una excelente manera de lograrlo es através de los llamados 'ejericios creativos', en los cuales debes construir una narración coherente alrededor de una descripción determinada, ya sea de una situación o personaje. Ya que estos ejericicios te dan pautas fijas a seguir, son excelentes para despejar la mente y trabajar tu creatividad. ¿Porque no comienzas con el ejericio de esta semana? Acá el link

4. Deja tu proyecto en stand-by por un par de días (o semanas)


O meses. Cuando te sientes incapaz de continuar un proyecto, lo mejor es hacerlo a un lado de manera temporal. Mientras tanto, trabaja con los ya mencionados ejericios creativos, lleva un diario o abre un blog, tú decides. Lo realmente importante es que no dejes de escribir diario, al menos durante una hora; cuando el bloqueo ataca mantener un ritmo de trabajo constante y variar el tipo de textos que escribes son las claves para superar el problema. Verás que después de realizar un par de ejericicios serás capaz de retomar tu proyecto con una nueva perspectiva. ¡Recuerda que Roma no se construyó en un día!

5. No te obsesiones con escribir perfecto


Muchos escritores principiantes cometen el error de revisar todo lo escrito en la misma sesión. Esto impide que el proyecto avance; con el tiempo acaban invirtiendo únicamente veinte minutos en escribir mientras que a la revisión de esas mismas líneas le consagran horas, un mal hábito que a la larga termina por pasar factura. Si hemos dedicado una hora diaria durante dos meses a escribir esa novela y al final de esos meses resulta que sólo tenemos diez páginas en total, es evidente que nos frustraremos, terminando bloqueados y muy probablemente enojados con nosotros mismos.
Todo esto se puede evitar si, de entrada, tenemos claro que al escribir debemos seguir un órden. Primero viene la étapa de planeación, posteriormente la producción y finalmente la edición. Si no seguimos cada fase en el debido tiempo, no sólo acabaremos bloqueados sino que, probablemente, la trama de nuestra historia tendrá montones de hoyos lógicos; algo que ningún lector nos perdonará.


¿Que más podríamos hacer para salir del temible bloqueo? Cuéntame en la sección de comentarios.