Ejercicio creativo 1: Enfrentando la página en blanco

Ejercicio creativo 1: Enfrentando la página en blanco

Bienvenidos a una nueva sección que llevó planeando desde hace algunos meses. Este será el primero de muchos "ejercicios cretivos" especialmente ideados para aquellos que todavía no tienen bien formado el hábito de escribir y, sin embargo, desean emprender la aventura. 
La mecánica será la siguiente: todas las semanas postearé un ejercicio diferente. La idea es que lo resuelvan y, si desean, compartan sus fragmentos con todos en la sección de comentarios o en nuestra página de Facebook. Evidentemente, se vale guardarse su fragmento si no desean compartir.


EJERCICIO 1: Domina al síndrome de la página en blanco





A todos los escritores les ha pasado una vez en la vida. Cuando el bloqueo llega, parece casi imposible salir de él... ¿o no?
Bueno, es hora de decirle adiós al síndrome de la página en blanco. Escribe una carta "rompiendo" con este molesto bloqueo. Inicia con la siguiente frase "Querido bloqueo: no soy yo, eres tú...."


Si lo deseas, puedes compartir tu carta en la sección de comentarios
¡Y no olvides seguirnos en Bloglovin'!

Follow
Los cinco mejores libros del 2014

Los cinco mejores libros del 2014

Aunque ya estamos por terminar marzo, creo que nunca es tarde para recordar algunos de los mejores libros que leí el año pasado. Fue un año apurado, por lo cual no tuve mucho tiempo libre y no leí tanto como me hubiese gustado (por lo cual este año me uní al reto de Goodreads por medio del cual me propongo redimirme leyendo al menos sesenta libros). Sin embargo, de los apenas veinticinco libros que alcancé a leer, hay cuatro que me gustaría recomendarles ampliamente.


1. Jane Eyre, de Charlotte Bronte


Si quieres leer un auténtico romance, esta es la opción. Jane Eyre es un clásico del género, no sólo por su trama atrapante o por el increíble estilo de Charlotte Brönte, sino también por el modo en el que la autora crítica los valores establecidos a través de sus personajes. Simplemente imperdible.


2. Siempre tuyo, de Daniel Glattauer


Este es otro de los raros libros que me hicieron recordar porque me enamoré de la lectura. La historia gira alrededor de la nueva relación de Judith y Hans, en apariencia perfecta. Sin embargo, detrás de la perfección de Hans se esconde un hombre dispuesto a todo para no perder al "amor de su vida". Un magnífico retrato de como opera la obsesión y los insospechados límites de la misma.




3. Justine o los infortunios de la virtud, del Marqués de Sade



 Justine es una joven que ha tomado la decisión de encarrilar su vida por el camino de la virtud y no apartarse de el, sin embargo el destino parece no estar muy de acuerdo con sus planes. Su modo de pensar la llevará a sufrir las peores humillaciones y a tolerar prácticamente de todo. Definitivamente, un libro no apto para las mentes suceptibles.


4. Night of the Fox, de Jack Higgins


Este libro es una de las primeras novelas de Jack Higgins. Al leerla podemos entender porque su autor se ha logrado consagrar como uno de los mejores escritores de thriller y suspense. Night of the Fox relata el rescate de un soldado británico de la Francia ocupada por los nazis, durante la segunda guerra mundial. Este soldado posee información vital que, de caer en manos enemigas, comprometería el resultado de la guerra misma. Lectura muy recomendable para los amantes del género.



¿Cuales fueron tus mejores lecturas de 2014? ¿Que títulos agregarías a la lista? Compártenos tu opinión en la sección de comentarios. 

Reseña: La princesa de hielo, de Camilla Läckberg

Reseña: La princesa de hielo, de Camilla Läckberg





Autora: Camilla Läckberg
Editorial: Maeva / Oceano express
Formato: Pasta dura
Idioma: Español
Calificación: 8


SINÓPSIS 

Erica vuelve a su pueblo natal tras el fallecimiento de sus padres, pero se va a encontrar con un nuevo drama. Aparentemente su amiga de la infancia, Alex, se ha suicidado. Pronto se descubre que no solamente fue asesinada sino que estaba embarazada. E l primer sospechoso es Anders, un artista fracasado con quien Alex mantenía una relación especial. Pero poco después de ser liberado por falta de pruebas, Anders aparece muerto en su domicilio. Con la ayuda del comisario Patrik, Erica investigará el pasado de su amiga Alex.

OPINIÓN

Desde que inció mi afición por la lectura hace mas una década, la novela negra ha sido uno de mis géneros preferidos. Hace algunos años, cuando inició el boom de los autores nórdicos de novela policiaca, me topé con algunos títulos interesantes de Arnaldur Indriason y Mari Jungstedt que me hicieron pasar mas de una noche en vela. Pensando en lo mucho que me agradaron estos dos autores, decidí darle una oportunidad a la escritora sueca Camilla Lackberg. 
En esta ocasión, adquirí La princesa de hielo por ser el primer libro de la autora y como tal el inicio de su muy aclamada Serie Fjällbacka. Tal y como lo especifica la contraportada, al volver Erica Falck a su pueblo natal, Fjällbacka, con la intención de arreglar algunos asuntos familiares, por casualidades del destino descubre el cadáver de una vieja amiga de la infancia en la bañera de la casa de ella. Es evidente que la joven y éxitosa mujer ha sido víctima de un asesinato, lo cual conmueve a la pequeña localidad pesquera de Fjällbacka, donde nunca pasa nada extraordinario.
Por deseos de la familia de su antigua amiga, a Erica se le pide de favor que escriba un panegírico, lo cual la llevará a inmiscuirse  mas de la cuenta en la investigación, junto con el comisario encargado del caso, Patrik Hedström, otro amigo de su infancia.

Como pueden apreciar, de entrada la historia cuenta con todos los elementos necesarios para construir un buen misterio: un asesinato en el lugar menos esperado, una mujer determinada a llegar al fondo de las cosas y un comisario que no cree en las casualidades. Sin embargo, a pesar de los buenos inicios, al terminar de leer me quedó la sensación de que algo falto en la historia, algo que le dé mas coherencia. Al inicio todo parece marchar a la perfección, pero en cuanto las pistas comenzaron a aparecer y la trama se  empezó a complicar cada vez mas, tuve la sensación de que la autora había introducido muchísimas historias secundarias, tantas que no pude imaginar como es que 415 páginas podrían alcanzarle para resolver semejante embrollo.
Y en efecto, tal como lo supuse a la mitad del libro, el final me pareció un tanto desconcertante y apresurado. Me da la impresión de que se pudo haber logrado una mejor historia sin tener que introducir tantos giros inesperados que a fin de cuentas no hacen que la historia avance sino que la aletargan, logrando así que el lector termine por desesperarse un poco.

Fuera de este detalle que quizá otros lectores no consideren importantes, y tomando en cuenta elementos más técnicos, considero que la novela está correctamente escrita. Los personajes están muy bien desarrollados, no hay huecos en sus historias personales, son muy reales y por lo tanto es bastante fácil empatizar con ellos. La trama se desarrolla de manera cronológica, con excepción de algunos flashbacks y usa narrador en tercera persona, alternando puntos de vista de cuando en cuando.  Por su parte, las descripciones me parecieron adecuadas para el tipo de novela que es, creo que hay una buena combinación de acción y descripción.

En resumen, se trata de una novela que para mi gusto no representa lo mejor del género negro ni mucho menos, lo mejor de la novela policiaca nórdica.  Sin embargo, hay que recordar que es el primer libro de la serie y los comienzos siempre son difíciles. Por lo tanto, para poder dar un juicio completo sobre el estilo de Camilla Lackberg, habría que leer sus demás novelas de la serie Fjällbacka.


¿Tu ya leíste el libro? Cuentame que te pareció en la seccion de comentarios







Espacio Independiente

¿Te gustó lo que leíste? Sigueme en bloglovin' para no perderte ninguna actualización 
Ocho libros que todo escritor debe tener en su biblioteca

Ocho libros que todo escritor debe tener en su biblioteca


Aprender a escribir bien solo puede hacerse de dos maneras. La primera es, evidentemente, la escritura misma (recuerda que la práctica hace al maestro) y la segunda, igualmente importante, involucra unos buenos hábitos de lectura. 

Sin embargo, a diferencia del lector común, quien aspira a ser escritor, además de aquellos libros cuyo propósito es entretener, debe de seleccionar títulos que le ayuden a formar su técnica y estilo. Estas son algunas sugerencias.


1. Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes y Saavedra




Escrito en 1605 por Don Miguel de Cervantes y Saavedra, se le considera como la primera novela escrita. Es de esos libros que ha logrado integrarse al imaginario colectivo: todo mundo lo conoce, saben de que va la historia y están familiarizados con los personajes aunque en su vida hayan leído una sola página del libro. A pesar de que es una obra larga y posiblemente tediosa, vale la pena leerlo para entender mejor el género.




2. Matar un ruiseñor, de Harper Lee.



 Esta novela (la única de la autora, Harper Lee) se ha convertido en un clásico americano por la manera en la que logra retratar el conflicto racial de EE.UU en la dedada de los 50's. 
Sin embargo, lo que la hace una obra maestra de la que todos los escritores deberíamos aprender, es el manejo de la descripción. Todos los personajes, escenas y situaciones se encuentran vivamente descritos, aunque sin caer en lo tedioso. A diferencia de las novelas actuales, donde prima la acción y se da poco espacio a la descripción detallada, por considerar que aletarga el ritmo de la historia, Matar un ruiseñor (al igual que las grandes novelas previas a nuestra era visual y mediática) maneja estas detalladas descripciones de las que no nos caería mal aprender un poco. 


3. Crimen y castigo, de Fiodor Dostoyevski.


Si alguien logro entender y retratar la fragilidad de la condición humana con maestría, es sin duda Dostoyevsky. Todas sus obras nos presentan a una sociedad enferma, llena de prejuicios, donde una forma de pensar diferente no tiene cabida. Sin embargo, Crimen y Castigo es posiblemente la novela mas cercana a nosotros, ya que trata temas con los que todos hemos de lidiar alguna vez en la vida: el deseo de venganza, la búsqueda de la justicia, la angustia existencial. Una lectura totalmente recomendable 




4. Aura, de Carlos Fuentes.


Uno de los pocos libros en el que la mítica segunda persona funciona. A todos nos dijeron en clases de redacción que esta voz es un arma de doble filo: mal utilizada genera una sensación de agresividad hacía el lector y crea  incompletud en la trama. Sin embargo, cuando el recurso es utilizado de manera adecuada promete maravillas: atrapa al lector desde las primeras líneas, haciéndole sentir la historia como si fuese propia. Al ser una promesa tan seductora, muchos escritores noveles se dejan llevar por ella, obteniendo resultados poco favorables.
Aura es uno de esos rarísimos libros en los que encontramos una segunda persona perfectamente lograda, coherente y que nos introduce de lleno en la trama desde las primeras líneas; esa es la virtud de la obra. Si planeas usar este tipo de voz toma en cuenta que su sudo require un trabajo técnico importante. No olvides leer y releer Aura primero.

 5. Un diccionario de lengua española.

Muchos escritores noveles piensan que los diccionarios son para uso escolar u ocasional. Error terrible. Si planeas dedicarte a la escritura, el diccionario es una referencia INDISPENSABLE.
Por supuesto, no me refiero a los diccionarios escolares que usaste en la primaria (aunque en un apuro, claro que sirven), sino a esos libros grandes y pesados que la RAE pública periódicamente.
Seguramente te preguntarás ¿Por qué necesito un diccionario de 10 kilos cuando tengo a Mr. Google en mi smartphone? Simple, el diccionario no sólo sirve para sacarnos de algún apuro terminológico, también incluye compendios de conjugación y diferentes usos de la misma palabra. 
No lo consideres como un libro grande más, sino como la oportunidad de ampliar tu vocabulario.

6. Un compendio de Ortografía y Gramática de lengua española.

Esto es elemental. Al igual que los diccionarios, la RAE publica y corrige su afamada Gramática de la lengua española en varias ediciones, accesible para todos los bolsillos. No hay pretexto para no tener uno.
La gramática y la ortografía son especialmente importantes si eres escritor independiente, recuerda que la corrección de estilo puede resultar bastante costosa, especialmente si se trata de manuscritos grandes. Ahórrate una cantidad importante poniendo atención a este elemental punto. 







7. Libros de técnica literaria



Al igual que el compendio de Ortografía y Gramática, los libros de técnica literaria son absolutamente indispensables en la biblioteca del escritor. Muchos escritores noveles cometen el error de creer que lo único que necesitan para empezar a escribir es talento. Gran desliz.
El talento, aunque muy importante, no es fundamental. Para empezar, ¿como puedes estar tan seguro que lo tienes si recién comienzas? Puedes tener la convicción, pero eso no necesariamente implica que seas talentoso per se. 
Como ya lo he mencionado muchas veces, lo auténticamente relevante para este oficio es la práctica. Ni el mismo Hemingway nació sabiendo escribir bien, lo aprendió con los años. Así que mientras mas rápido te deshagas de este romántico prejuicio, mas rápido mejorarás. 
Para ayudarte en esta tarea existen múltiples libros de técnica literaría con los cuales podrás aprender los elementos necesarios para escribir un buen libro: diálogo, desarrollo de personajes, manejo del tiempo, trama, descripción y narración, etc. 
A pesar de que se puede aprender el buen uso de estos elementos a partir de la lectura asidua, siempre será bueno darles una repasada por separado.

8. Libros de tu género 



Si escribes romances, lee a las representantes del género: Emily Brönte, Jane Austen, Virginia Wolf, etc. ¿Suspenso o misterio? Busca títulos de Agatha Christie, Wilkie Collins, Georges Simenon, sir Arthur Conan Doyle. ¿Thriller? Nada mejor que un libro de los líderes del género: Jack Higgins, Tom Clancy, Patricia Cornwell, etc. ¿Lo tuyo es el Terror? Opta por leer a Edgar Allan Poe, H.P Lovecraft, Stephen King, Bram Stoker, etc. 
Cada género tiene sus top-sellers de los que puedes aprender. No leas a un solo autor, contrario a la creencia popular, esta común práctica a la larga te pone barreras para encontrar tu propio estilo. Cuando menos te lo imagines te darás cuenta de que tu escritura es increíblemente similar a la de tu ídolo. Fail total.



¿Crees que falta algún libro que todos los escritores deberíamos leer? ¿Cuál? Sugerencias bienvenidas en la sección de comentarios.